Matheus Fernandes: todo por demostrar

Los últimos 18 meses de Matheus Fernandes han sido una auténtica montaña rusa. Tras debutar como profesional en enero de 2017 en el Botafogo con solo 18 años, Fernandes jugó 85 partidos en dos años antes de que el Palmeiras pagara cuatro millones de euros por él en enero de 2019. A pesar de jugar solo 12 partidos en sus 12 meses en el Palmeiras, el Barcelona pagó siete millones por él el enero pasado y lo cedió al Real Valladolid, donde aun no ha debutado.

Matheus, ex Brasil sub-17 y sub-20, aun necesita demostrar que vale el dinero que tanto Palmeiras como Barcelona pagaron por él. En este análisis buscaremos profundizar en este centrocampista nacido en 1998, adivinar cuál es su techo y cómo puede encajar en el FC Barcelona.

Perfil del jugador


Fernandes es un mediocentro diestro que suele jugar en el doble pivote de un 4-2-3-1. Normalmente es el más posicional de los dos medios, por lo que en el Barcelona lo normal sería que jugara de único pivote.

Su buena altura (183 cm), fuerza y velocidad hacen de él un jugador sólido en fase defensiva, además de poseer ciertas cualidades técnicas que podrían cuadrar en el juego del Barcelona.

Como veremos más adelante, Fernandes suele colocarse delante de los centrales, organizando desde atrás y cubriendo toda la zona en tareas defensivas. Su mapa de calor muestra como su juego se concentra en zonas centrales y por detrás del balón:

Matheus Fernandes 2019/20 - scout report - tactical analysis tactics
Fernandes no suele abandonar el cuadrado marcado.

Juego conservador con detalles de calidad


Matheus Fernandes suele acercarse a los centrales para iniciar el juego, moviéndose bien a la espalda de la primera línea de presión para recibir el balón. Tiene personalidad y no le asusta recibir el balón en espacios reducidos, y sus compañeros saben que se trata de una opción fiable e intentan encontrarlo con el primer pase desde la línea defensiva. Una vez el balón está por delante de él, Matheus no suele tirar desmarques desde atrás y prefiere apoyar al poseedor del balón colocándose por detrás y en zonas centrales.

Cuando recibe el balón, una de sus mejores características es el primer toque. Fernandes tiene buena postura y con sus controles es capaz de girar y encarar la parte del campo hacia la que quiere avanzar. En la imagen de abajo, vemos como recibe un pase corto y su primer toque lo coloca mirando hacia adelante y dejando atrás la presión rival.

Matheus Fernandes 2019/20 - scout report - tactical analysis tactics
Con su control, Fernandes gana tiempo para mantener la posesión.

A la hora de pasar el balón, Matheus es un jugador muy conservador. Juega mucho hacia atrás o en horizontal y le cuesta dar pases hacia adelante. Sí que tiene la habilidad necesaria para superar líneas con sus pases, por lo que este enfoque tan conservador parece más una cuestión de confianza que de calidad. Más adelante analizaremos esto.

Esta aversión al riesgo la vemos en la imagen siguiente. Fernandes tiene el balón en el círculo central con la opción de progresar con dos opciones de pase relativamente simples, pero en este caso no se siente seguro y prefiere devolver el balón al central. La imagen corresponde a uno de los solo seis partidos en los que fue titular con el Palmeiras en 2019, así que quizás sea una cuestión de confianza.

Matheus Fernandes 2019/20 - scout report - tactical analysis tactics
Fernandes tiene opciones para avanzar pero prefiere jugar hacia atrás.

En el siguiente ejemplo vemos la capacidad de Matheus para jugar hacia adelante. Tiene el balón en una situación similar a la anterior, pero esta vez da un pase perfecto entre tres rivales para encontrar a un compañero en situación de peligro. Cuando se siente cómodo en su juego está claro que es capaz de dar este tipo de pases.

Matheus Fernandes 2019/20 - scout report - tactical analysis tactics
Fernandes rompe la presión con un pase preciso entre líneas.

Pero también comete errores que debe evitar para triunfar en el Barça. En ocasiones, la misma vagancia a la hora de tomar decisiones que le lleva a ser demasiado conservador también lo hace intentar pases sin realmente evaluar si la opción es buena o no. Parece un tema de concentración, ya que en ocasiones parece desaparecer de los partidos.

Esta falta de consistencia se ve en la siguiente imagen. Fernandes recibe el balón del lateral derecho y, en lugar de devolver la pared, decide intentar un pase hacia adelante cuando la línea de pase no existe. El defensa intercepta fácilmente y Fernandes se ve forzado a cometer una falta para parar el contraataque.

Matheus Fernandes 2019/20 - scout report - tactical analysis tactics
Fernandes recibe de espaldas y toma una mala decisión en lugar de devolver el balón al lateral.

Matheus Fernandes es mucho mejor cuando ve el fútbol de cara que cuando recibe de espaldas entre líneas. Cuando intercepta un pase, inicia bien las contras con conducciones verticales en las que muestra su cambio de ritmo, velocidad y técnica. Tiene una buena combinación de potencia y técnica para superar líneas en conducción.

Aunque es capaz de dejar detalles interesantes bajo presión, como pases de tacón o buenos giros con balón, Fernandes no destaca en posiciones más adelantadas. No es capaz de driblar en espacios reducidos ni tiene la calidad para dar el último pase. Es un jugador que necesita organizar desde atrás y ver el campo de cara para sacar el máximo partido a sus condiciones.

Un defensor por naturaleza


Además de sus interesantes capacidades con balón, Fernandes tiene todas las condiciones para ser un gran centrocampista de corte defensivo. Sus características físicas son excelentes y es dominante en duelos, usando el cuerpo y las piernas con facilidad para recuperar el balón.

Matheus es muy rápido para achicar espacios y presionar al rival de forma muy efectiva. También es bueno defendiendo en uno contra uno. Tiene la agilidad para cambiar de dirección velozmente y evitar que los atacantes lo cojan a contrapié. Por último, es excepcional cuando va al suelo en situaciones límite, mostrando flexibilidad y fuerza para sacar ventaja de cualquier hueco que deje el rival.

Pero todas estas habilidades defensivas necesitan ser usadas correctamente, y Fernandes en ocasiones no saca el mayor partido de ellas. Es un jugador muy reactivo a la hora de defender y solo corre hacia atrás cuando siente el peligro, dejando demasiado espacio entre él y la línea defensiva. Debería recuperar su posición en cuanto el balón lo supera y recuperar su sitio por delante de los centrales en lugar de trotar hacia atrás hasta que ya es demasiado tarde.

A veces, Fernandes compensa sus errores de posicionamiento usando su velocidad y haciendo entradas en el último instante. Pero hay ciertas jugadas, como la que mostramos debajo, en las que no llega a tiempo. En la foto, vemos a Fernandes llegando al área tarde y dejando demasiado espacio entre los defensas y él, espacio que aprovecha el delantero para rematar el pase de la muerte.

Matheus Fernandes 2019/20 - scout report - tactical analysis tactics
Fernandes no alcanza el área a tiempo y concede una ocasión peligrosa.

Una vez se coloca por delante de la línea defensiva, Matheus usa bien su velocidad para anticipar y es decente en el juego aéreo, dando buena cobertura a la zona. Destaca cuando tiene que hacer coberturas en banda ya que es excelente en el uno contra uno y no sufre ante extremos veloces.

Estadísticas clave


Los datos apoyan lo mencionado anteriormente. Echemos un vistazo a las estadísticas de Fernandes tanto de la temporada 2019 con el Palmeiras como de la 2018 con el Botafogo para ver también su desarrollo.

Las estadísticas defensivas de Matheus Fernandes son excelentes, tanto en cantidad (10,28 duelos defensivos/90′) como en efectividad (65,15% de duelos ganados). En ambas métricas se comporta mejor que la gran mayoría de mediocentros de Brasil. También ha mejorado mucho con respecto a 2018, cuando se situaba en la media de la competición con 8 duelos defensivos/90′, ganando el 57,84% de ellos. Sus intercepciones también destacan por encima del resto de centrocampistas, con 4,78/90′ en 2018 y 4,2/90′ en 2019.

Las consecuencias de sus errores de posicionamiento se aprecian en el número de faltas que comete. En 2019 fue uno de los medios que más faltas cometía cada 90′ con 2,49. Corrigiendo su colocación podría ahorrarse gran parte de esas faltas.

También destaca en regates entre los centrocampistas defensivos. En las dos últimas temporadas ha completado más regates/90′ que más del 75% de los jugadores de su puesto en la liga brasileña, y su porcentaje de éxito también está por encima de la mayoría. En 2018 intentó 2.9 regates/90′ con un acierto del 58,11%, y en 2019 intentó 2,34 con un éxito algo mejor del 60%.

Sin embargo, sus pases no son tan buenos como sus acciones defensivas. La única estadística relevante en la que Matheus Fernandes se sitúa en la mitad superior de la liga es en acierto en pase (87,5%) y en acierto en pases hacia adelante (80,65%). En otras estadísticas de pase como pases hacia adelante y pases al tercio final se sitúa en la mitad inferior. De todos modos, ha mejorado mucho desde 2018, cuando se situó en el peor 25% de la liga en todas estas estadísticas. Esto demuestra que necesita mejorar su creatividad, especialmente considerando que su objetivo debe ser jugar en el Barcelona.

En los siguientes gráficos, vemos un resumen de las estadísticas clave. La mejora de 2018 a 2019 es palpable, aunque debe tomarse con cuidado ya que en 2018 jugó 2.303 minutos y en 2019 solamente 586. En los gráficos, cada columna representa en que puesto se sitúa Fernandes con respecto al resto de centrocampistas de la liga (si la columna está llena es el que tiene la estadística más alta de la liga, y si está vacía es el que la tiene más baja).

Matheus Fernandes 2019/20 - scout report - tactical analysis tactics
Estadísticas de Fernandes en 2019 con el Palmeiras | Total Football Analysis (@Zoltanknows)
Matheus Fernandes 2019/20 - scout report - tactical analysis tactics
Estadísticas de Fernandes en 2018 con el Botafogo | Total Football Analysis (@Zoltanknows)

Conclusión


Matheus Fernandes tiene grandes características que aun pueden convertirlo en un buen jugador. Sus atributos físicos y sus detalles de calidad pueden ser muy útiles en un equipo como el FC Barcelona, y eso es lo que debe haber atraído la atención del club.

Pero aun necesita mostrar esas habilidades de forma regular y ser más fuerte mentalmente para rendir en condiciones adversas. Es joven, pero ya no es un adolescente, así que debe dar el paso pronto si quiere ser un jugador de élite.

En estos momentos no parece que vaya a tener hueco en la plantilla del Barcelona la temporada que viene. Una cesión a otro equipo de La Liga parece la mejor opción, aunque una temporada en el filial podría venirle muy bien, especialmente si es en Segunda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s