Messi congeló la lluvia

La lluvia que azotaba Madrid lo hizo también sobre los jugadores que hicieron acto de presencia en el Wanda Metropolitano. Aminorados por el temporal los jugadores del FC Barcelona tardaron en acostumbrarse al partido. Como si no conocieran al Atlético de Madrid del Cholo Simeone y sus hábitos, siempre preparados para el choque y la guerra. La lluvia era su perfecta telonera. Todo apuntaba a un partido de aquellos hueso, en los que para lograr algo hay que ir y volver mil veces. Y así fue. Pero ambos conjuntos están lejos, lejísimos de lo que fueron no hace tanto. Sombras minimizadas por la lluvia. El único que vio en la lluvia un elemento romántico, de noche grande, fue un Messi que se entesta en seguir manteniendo vivo al Barça.

El XI de Ernesto Valverde contó con la agradable sorpresa de Arthur Melo tras dos suplencias consecutivas en detrimento del reclamador de titularidades Arturo Vidal. El brasileño está siendo, por detrás de Messi y Ter Stegen, el mejor jugador de los culés este curso. Su crecimiento es notorio en todas las fases y facetas. Su presencia, en noches en las que el balón va más caro que nunca, es indispensable. Rakitic jugando de Busi fue, en los primeros compases, el resquicio por el que el Atleti se coló. Sin grandes alardes, el Cholo dio carta blanca a Ángel Correa que es siempre un dolor de muelas contra el Barça y desplegó a Morata al conragolpe. El Barça parecía dormido, titilaba bajo el temporal sin saber qué hacer, como si el cuero fuera cuadrado. El Atlético avisó, pero Ter Stegen, el Mejor Portero del Mundo, dijo no. Basta. Es un monstruo, un guardameta imposible en el gesto y la forma.

Se recompuso el Barça a partir de Arthur Melo y gracias a la sobriedad de Ter Stegen en su área. El brasileño se cambió de posición con De Jong y apareció, haciéndose más y más grande mientras el Atleti se hacía pequeño. Koke está espeso, como si hubiera sido un veterano tan joven que ahora todo le costase el doble. El envenenado placer de crecer con el Cholo. Joao Félix aparecía en cuentagotas, aún aclimatándose al estilo Cholista, y el Barça crecía con un Messi que empezaba a entonarse. Dándose una ducha mientras todo a su alrededor era triste, melancólico. Su bronca a Júnior Firpo dejó aun más postrado al joven jugador, incapaz de entender nunca las demandas de Leo, que son las mismas que las del Barça.

Era una noche rara para Griezmann. La que fue su casa, su refugio, fue su condena. Pancartas, cánticos, pitidos. Madrid mostraba su furia con truenos, viento y lluvia. Antoine se refugiaba en intentar prolongar el abrazo de Messi en el tiempo. Estirarlo hasta que se rompa. Jugó bien el francés, tocando con agilidad y asomándose a la portería con peligro. Le faltó un puntito de claridad, como si tuviera miedo al gol por la posible réplica del público, como si le diese miedo enfadar más la que había sido su casa. Tuvo una volea que la envió al limbo mientras Suárez movía los brazos como un poseso. Arturo Vidal entró en el segundo tiempo, cuando el partido estaba en un momento extraño, abierto en canal. Y en ese festín de espacios nadie disfruta más que Messi.

El argentino condució cada contragolpe, cada ataque. Era la arteria, el hueso, el cerebro. El organismo que todo lo puede. En una de esas, ya cuando el partido pedía la hora, tiró una conducción eterna, que parecía no acabar nunca. Encontró en el pie volátil de Suárez un apoyo preciso y enfiló un disparo que es ya solo suyo, una comba suave y violenta a la vez que va al palo del portero. Convierte su palo en el ajeno. Messi es un insulto al fútbol. Le dio tiempo, tras fallar un pase, de correr 70 metros para proteger su área. Messi fue la diferencia entre una noche de lluvia que castiga al equipo, al partido, y en una épica de tintes románticos. Leo, como siempre, nos regaló la mejor de las opciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s