Figuras

Van un holandés, un brasileño y un chileno. Podría ser el inicio de un chiste casposo, pero no, es el mediocampo que Valverde alineó contra el Sevilla en el Camp Nou y os vengo a hablar de ellos.

Primero hablaremos del último en llegar y el fichaje que, para mí, es el más ilusionante desde la llegada de Luis Suárez allá por 2014. 

Él es un mediocentro paradójico. Él toca, roba, manda, organiza, dirige,llega, marca, regatea, se gira, arranca… Hace tantas cosas y tantas bien que satura a primera vista. Intentar clasificarlo como uno de los subtipos de mediocentro que todos conocemos como si de razas de animales se tratase es una pérdida de tiempo. Él es un cruce de todos las razas de mediocentro que conocíamos y más porque roba como un pivote defensivo, organiza como el clásico mediocentro español, arranca, llega como un verdadero box to box y ya manda como si rozase la treintena y llevase un lustro en Barcelona. Pero no, lleva 2 meses y ya le ha dado tiempo a que nos enamoremos de su juego y por qué no, de eses pelo repeinado, esa media sonrisa y ese color rojo que inunda sus mejillas cada vez que salta al campo. Quizás no sea un mediocentro paradójico y, simplemente, sea un mediocentro total.

Al lado de Frenkie juega Arthur. 

Él es un mediocentro antitético porque mirando su pasaporte lo normal hubiese sido pensar que pertenece a la estirpe de los mediocentros ofensivos cariocas. Cada regate de esta particular especie huele a playa paradisíaca bañada por el Atlántico, sabe a caipirinha y suena a samba. Pero él ha decidido ir a contra corriente. Es más  arquitecto que malabarista. Su físico compacto es un rara avis en el mundo actual, donde cada vez cuenta más tu capacidad con las mancuernas en el parquet de un gimnasio que el fútbol que haya en tus piernas y cabeza. Con todo, y tal solo con un año de bagaje en el club es para todos indiscutible. Se le compara con Xavi e Iniesta. Arthur no debe tomárnoslo a mal, simplemente queremos engañarnos usanándolo a él para convercernos a nosotros mismos de que el tiempo del manchego y el catalán ya se ha esfumado. 

Arthur Henrique Ramos de Oliveira Melo mientras nosotros nos hacemos a la idea, sigue divirtiéndonos.

Y ya para acabar, hay que hablar de Arturo Vidal.

Arturo Vidal ha sabido esperar su oportunidad y fue un gran revulsivo contra el Inter y marcó contra el Sevilla. | Foto: @forca_fcb.

Él es un mediocentro hiperbólico.Llegó a Can Barça cuando ya superaba la treintena como reemplazo del efímero Paulinho. Nacido en Chile, irrumpió en Europa en Leverkusen, triunfó a orillas del Po vistiendo la camiseta bianconera y acabó por consagrarse en Baviera. Durante toda su carrera ha sido indispensable para todos los entrenadores que ha tenido, incluyendo a un tal Pep Guardiola. Su cresta, sus tatuajes, su excesivo ímpetu… le confieren una imagen de “bad boy” que opaca a ojos de algunos el excepcional futbolista que es y todo lo que ofrece a un conjunto para el que es un como para nosotros el teléfono móbil, porque sí, podemos vivir sin él, pero todo sería un poco más difícil y mucho menos divertido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s