A propósito de Dembélé

Ousmane Dembélé volverá después de un verano lleno de polémica y controversia. Volverá tras el intento del club de utilizarlo como moneda de cambio para el #Neyback, pero que con su se queda imposibilitó el retorno del crack del PSG. El francés se negó a dejar el club azulgrana porque su ilusión es triunfar en Barcelona y porque es consciente de que irse del Camp Nou supone un paso atrás para todo el mundo, hasta para el brasileño errante. Dembélé volverá, pero ¿Quién le espera?

El extremo ya recuperado de su séptima lesión en tres temporadas volverá al vestuario habiendo prometido triunfar. Su retorno significará el fin del deslumbramiento de las jóvenes perlas Ansu Fati y Carles Pérez que, en su ausencia y la de las dos otras bestias del ataque, han decidido tomar el liderato ofensivo del equipo y triunfar, dejar su huella en un inicio de temporada en el que el equipo ha naufragado y ha brillado a partes iguales. 

Dembélé tendrá los ojos de todos clavados a sus antiestéticos movimientos, a sus controles descontrolados, a su imprecisión en los pases más sencillos y a su dominio frenético y mareante de las dos piernas. Sus compañeros, liderados por el capitán Messi, han marcado la pauta. El francés va sobrado de cualidades, pero o se lo toma enserio o esto se termina. El Camp Nou también lo estará esperando, el templo en breves se reencontrará con el jugador que le negó el retorno al heredero perdido Neymar y el que obligó a dar un paso atrás a la perla Fati. Ous jugará bajo vigilancia extrema, como si de un villano se tratara y no seria de extrañar que algún silbato le acompañara si su próxima actuación en el estadi no acabara como las jugadas de Ansu. El francés corre el peligro de Alexisisear, corre el riesgo de caer en desgracia y de no ser bien recibido por los aficionados como en su día ya le paso al Tocopillano.

Desde el entorno de Dembélé se comenta que el jugador ha mejorado su relación con el vestuario gracias a la llegada de Griezmann. El mosquito está convencido que el aterrizaje de Antoine le ayudara a triunfar. Una vez más todo dependerá del talento del francés, otra vez más estará todo a merced de su voluntad. Eso si, este año tendrá que vivir sabiendo que este es su ultimátum, es la tercera temporada y todo esta en juego. Si no demuestra ese talento, que para algunos valía más de 105 millones, será el momento de hacer las maletas y probar con el Fortnite en otra parte.

Por el retrovisor ya asoman perlas que piden paso, por delante vacas sagrada que no tienen en mente dejar su trono y en el medio esta Ousmane.

¿Quien espera a Dembélé? Todo el mundo. Lo que esperan seguro que es muy distinto. Esta en su talento evitar dejar a Messi con cara de arrepentimiento, y en consecuencia a todo el Barcelonismo, como ya hizo en esa ultima jugada del Barça 3 Liverpool 0 en la que el segundo jugador más caro de la historia del club envió al limbo la penúltima oportunidad que le quedaba para triunfar vestido de blaugrana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s